Extraescolares: Cómo elegir bien

Las actividades extraescolares son de suma importancia para el desarrollo de los menores, como sabemos el aprendizaje de los/as niños/as depende en gran medida de lo que asimilan en su tiempo de ocio y con los juegos.Actividades ExtraescolaresAdemás y según personas expertas, es importante que el menor se acostumbre  a realizar este tipo de actividades lúdicas. De este modo, cuando llegue a etapas más complejas en su desarrollo, como la adolescencia, tendrá unas rutinas adquiridas que le ayudarán a vivir el ocio de un modo más saludable.

No hay que olvidar que éstas actividades permiten afianzar conocimientos (profundizando en ciertas áreas curriculares) además de desarrollar talentos por esto, su elección debe estar sujeta a :

  • los intereses del c52_educo_extraescolares1menor, lo que le divierte y apasiona.
  • asignaturas o temas que crees que debe reforzar o destrezas que consideres importantes para su futuro.

Siempre que se mantenga un correcto equilibrio entre tiempo libre  y formación académica, los beneficios de las actividades extraescolares son múltiples:

  • Relacionarse con otros niños y desarrollar su inteligencia emocional
  • Trabajar en equipo
  • Mejorar su expresión y comunicación
  • Mantener una buena forma física, en el caso de que sean deportivas
  • Potenciar su creatividad e imaginación dependiendo de la actividad elegida.

A continuación  os damos algunas pautas para orientaros en la elección sobre la mejor actividad extraescolar para vuestros/as hijos/as.

  1. El estudiante debe estar motivado , no debe ser una imposición de los progenitores.
  2. Asimismo no es recomendable considerarlas como moneda de cambio para posibles premios o castigos ya que resultan un complemento a su formación tanto académica como personal.
  3. Habla con el profesorado: como expertos, también pueden orientar sobre las preferencias y capacidades del estudiante, y qué aspectos de su carácter podrían beneficiarse con el desarrollo de ciertas actividades.
  4. Preguntar al menor qué le gustaría hacer, explicándole las características de las distintas opciones disponibles. Algunos/as chicos/as demuestran un interés clarísimo desde pequeños/as por la pintura, ciertos deportes, la informática, la música… en otros casos, habrá que ir probando.
  5. Deja que pruebe la actividad y al cabo de unos meses, pregúntale  si le gusta , si la respuesta es no, trata de averiguar los motivos. Pregúntale si hay otra actividad que preferiría practicar.
  6. Ten en cuenta el carácter de tu niño/a:
  • Las actividades en grupo ayudan a los más tímidos a aprender a relacionarse con sus pares. Los deportes de equipo, como el fútbol o el baloncesto, así como la danza o el teatro, son muy aconsejables para estos casos. teatro_infantil
  • Las actividades individuales, como aprender a tocar un instrumento musical, son beneficiosas para los/as niños/as más dispersos, ya que les obligan a concentrarse en algo y esforzarse en ello.

nino-juega-ajedrez-p

Por último, es recomendable que sean:

Adecuadas a su edad y sus capacidades963-3-cuentos-infantiles-sobre-los-colores

Para que el estudiante no se enfrente a actividades para las que no está preparado, es fundamental elegir teniendo en cuenta su edad y habilidades. Empeñarse en apuntarlo a alguna clase para la que no tiene aptitudes solo provoca rechazo y frustración.

Combinar distintos tipos de actividades:

 Si el alumno/a acude a más de una actividad, es aconsejable que sean variadas: unas deportivas, otras artísticas o recreativas para  que de este modo pueda experimentar distintas experiencias que le ayudarán en su desarrollo.

Fuente:

Consejos actividades extraescolares

Quizá te interese:

Opciones para todos los gustos

 

 

 

1 comentario

Archivado bajo Educación Familiar

Motivar a los/as niños/as a escribir historias

A menudo los adultos, tendemos a minimizar la dificultad que tiene redactar un texto, pero si nos paramos a pensar, componer un escrito entraña diversos retos a los que el alumno/a deberá enfrentarse y sólo si los supera con éxito podría decirse que “sabe escribir”.

Illustration1

 “Saber escribir” conlleva innumerables ventajas, entre otras:

  • fomenta la autoestima y la imaginación.
  • sirve de entrenamiento en habilidades sociales como la observación y comunicación.
  • la escritura funciona como catalizador; ayudando a los niños/as a plasmar sus miedos, fantasías, dudas y problemas.

Por tanto, podríamos concluir que:

Escribir cuentos/historias resulta una herramienta imprescindible (no solo en la  formación académica) sino en la educación social de los menores.

Seguimos con una buena noticia: A los menores…¡les gusta escribir! (O al menos al principio) les encanta compartir sus creaciones, leerlas, acompañarlas de dibujos. Les proporciona una mezcla de emociones, entre vergüenza y orgullo. Por ello, podríamos imaginarnos a los estudiantes redactando historias en clase, en su tiempo libre y en casa, pero como sabemos, normalmente esto no es así. En  cuanto al tratamiento educativo de la composición escrita algo estamos “haciendo mal” porque la realidad es:

  • La escasez de tiempo dedicada a las labores de composición es evidente (Ciclo de Primaria: media de 3 redacciones por trimestre de la que solo 1 es de “tema libre”)
  • Las orientaciones iniciales de los adultos de referencia son acerca de la caligrafía y ortografía: “esta palabra está mal escrita…” “barco no se escribe con v” “te has comido la s del plural”…etc.

Solemos limitarnos exclusivamente a los aspectos más superficiales de la frase o el texto y olvidamos que el estudiante TAMBIÉN necesita que conforme aumenta su capacidad para expresarse por escrito, aumente el número de orientaciones didácticas, para implementar la calidad de sus composiciones. Por tanto, debido a la poca práctica y al bajo margen de mejora (una vez se controlan caligrafía y ortografía) casi todos los menores pierden el entusiasmo inicial en redactar sus propias historias.

Importante: las orientaciones ortográficas y sintácticas iniciales deben ir acompañadas de otras recomendaciones que afecten al contenido de los textos (relevancia y claridad de ideas, ordenación de la información, estructuración de las partes, etc.).

¿Qué podemos hacer ante esta realidad?

Debemos cultivar la motivación hacia la escritura en nuestros retoños; especialmente en los cursos de primaria, cuando ya manejen con soltura el lenguaje oral y se hayan iniciado en la lectura.Ideas que pueden servirnos para motivarlos en la escritura de historias:

  •  La escritura va unida fuertemente a la lectura, normalmente el estímulo a la escritura es más fácil cuando previamente hemos leído libros con nuestros hijos/as y los hemos estimulado a que lean por sí mismos.

nina-aprede-a-leer-p

  • Los primeros pinitos artísticos pueden venir de la mano de una rima sencilla, de una adivinanza inventada, un chiste, de un mensaje pegado en la nevera o en el correo electrónico, o de la descripción de un sentimiento hacia nosotros…el límite es la imaginación.
  • Un papel en blanco…es un desafío al que nuestros hijos/as no se enfrentarán sin algo de ayuda. Podemos, en un principio, ser partícipes activos de sus creaciones, realizar un cuento conjunto.

father helping his son with his homework

Al igual, que hacemos con el juego, el dibujo, el estudio o la lectura, debemos reflexionar sobre  lo valiosa que resulta la actividad de que creen sus propios textos.

Saber Escribir = Es saber Pensar + planificar + comunicar adecuadamente.

 Receta Educativa:

Aunque en un principio, tengan muchos errores formales como faltas de ortografía, faltas de concordancia, mala organización del discurso o cortes abruptos, debemos felicitarles y animarles a la producción de textos.

escribir

Webgrafía y Bibliografía:

Guia Infantil

http://lapiceromagico.blogspot.com.es/

“Tratamiento educativo de la composión escrita” (Isabel Bermenjo)

También te puede interesar:

Sugerencias para escribir cuentos con tus hijos/as

1 comentario

Archivado bajo Educación Familiar

¿Por qué dejamos de dibujar cuando crecemos?

El dibujo, en el ser humano es una habilidad que se desarrolla de forma innata. Esta acción forma parte fundamental de nuestro desarrollo hacia la comprensión del mundo que nos rodea y todos los menores dibujan, como medio de expresión y como juego.

Sin embargo, al llegar a la adolescencia “algo” sucede y muchas personas renunciamos a esta capacidad de representación gráfica.

Imagen1

Este fenómeno se produce por varios factores que explicaremos de forma abreviada en las siguientes líneas:

 1. Entorno Escolar: la escuela NO se ha esforzado en potenciar la capacidad de representación gráfica más allá de la etapa de infantil.

En la renombrada teoría  de las inteligencias múltiples (H.Gardner), se refleja cómo la educación se ha centrado en  desarrollar las inteligencias lingüístico-verbal y lógico-matemática; dejando en un segundo plano todas las demás, entre ellas la inteligencia espacial, (donde encontramos la capacidad de percepción y representación visual -tan necesaria para la práctica del dibujo-).

2. Dentro de la Educación Familiar, tampoco se prima demasiado el dibujo como una forma de expresión pasados los 8-9 años.

Cuando nuestros/as hijos/as llevan unos dos o tres años en primaria, nos esforzamos desde casa en que mejoren su letra;  hacer caligrafía o  que terminen los deberes se convierte en nuestra prioridad. En su tiempo libre, si es que tienen ,existe un abuso de las nuevas tecnologías y en el mejor de los casos…los papás y mamás que fomentan el dibujo lo hacen con cuadernos de dibujo dirigido (al cual dedicaremos otro post donde explicaremos sus desventajas).

3. Por otro lado, históricamente el dibujo se ha asociado al arte y a la estética ignorando  sus demás aplicaciones.

Esta tendencia condiciona la manera de mirar nuestros propios dibujos y los de quien nos rodean, calificándolos de “buenos o malos” en base a cánones estéticos académicos como la proporción, el naturalismo, la composición o el equilibrio cromático.

Así, a excepción de aquellas personas cuya manera de dibujar encaja con este canon o quienes poseen un temperamento impermeable a toda crítica, la mayoría acabamos concluyendo que  “no se nos da bien” y abandonamos la práctica. Imagen1Ahora bien, una vez conocidas algunas de las causas:¿Es éste hecho preocupante?

SI y justificamos con los siguientes argumentos:

Sabemos que el dibujo se desarrolla como una forma de expresión y aunque existen otras (como el lenguaje hablado,  la escritura o la comunicación no verbal) éstas no son incompatibles entre sí. ¿Acaso dejamos de escribir porque no se entienda la letra o dejamos de hablar si no pronunciamos bien?

El dibujo, además de ser una herramienta comunicativa; es un medio para resolver problemas, visualizar  ideas, analizarlas, criticarlas, mejorarlas, crear ideas nuevas y compartirlas con otros. Es fácil entender que: “cuando tenemos que dibujar algo, lo analizamos y estudiamos de una manera diferente a si lo tuviéramos que describir de otros modos“; nuestra mirada es mucho más profunda.

El dibujo crea la necesidad de estudiar, analizar y responder a los detalles, estimulando la imaginación y el pensamiento. Por lo que muchas de éstas habilidades no serán entrenadas si dejamos de dibujar.

En éste punto y por si lo mencionado ya fuera poco, recordemos que vivimos en una sociedad audio-VISUAL, donde la mayoría de impactos los recibimos en forma de imágenes, por tanto educar para saber “leer las imágenes” pasa también por la elaboración propia de ésta forma de comunicación. Si estuviéramos alfabetizados visualmente  seríamos capaces de percibir los valores y mensajes que se ocultan detrás de muchos modelos de consumo (ya que sabríamos conformarnos una opinión crítica sobre la imagen).

¿Recordais ésta campaña?

PERSPECTIVAS POSITIVAS:

Ya se comienzan a percibir pequeñas modificaciones en los centros educativos. Cada vez son más las instituciones que se animan a trabajar por proyectos y que comienzan a formarse en innovación educativa –ya que buscan potenciar otra serie de competencias entre su alumnado-.Esperemos que ésta tendencia no se frene.

También es cierto que hay una nueva oleada de ilustradores, personas que por vocación artística o por necesidad de comunicar han conseguido encontrar su propio estilo. Como ejemplo, Ana Oncina con su cómic de  Croqueta y Empanadilla  o Agustina Guerreo con sus ilustraciones, sin olvidar a Estefi Martínez-Pedrita Parker- (malagueña!)

croqueta-y-empanadilla-03Ilustraciones de Agustina Guerrero

Conoce a Pedrita Parker 

Para terminar mencionar la “incipiente moda” de los cuadernos de colorear para adultos, que para retomar el hábito de dibujar y “desestresarse” no están nada mal!

Colorear como ansiolítico

Por supuesto, ésto solo es el comienzo de un mundo en el que OJALÁ  los adultos también dibujemos, ya sea como forma de expresión, como terapia o como disfrute.😉

 Conclusiones finales:

El dibujo es un medio (de comunicación), no SOLO un fin (artístico).

El lenguaje visual y el lenguaje verbal no son excluyentes.

Alfabetizar visualmente es un competencia necesaria para la adaptación a la sociedad actual.

 Si te interesa éste tema lee: ¿Por qué es importante el dibujo infantil?

Webgrafía: http://elclipinfinito.com/2014/03/03/por-que-dejamos-de-dibujar/

Deja un comentario

Archivado bajo Educación Familiar, Grafopsicología

Volviendo a la Rutina Escolar…

El síndrome postvacacional no es algo exclusivo de los adultos (ni de los entornos laborales), también puede darse en los/as niñ@s con la reincorporación al curso escolar.

camino-a-la-escuela_mafalda_dequino

Los síntomas que pueden presentar los más peques debido al cambio repentino de actividad  no son los mismos que en los adultos, ya que los niños/as por norma general no asimilan ni canalizan como los adultos el estrés y los nervios. En cambio a su favor si tendrán que se hacen a los cambios más rápido que los adultos.

Por tanto, toda ésta adaptación a la rutina escolar puede llegar a provocar molestias tanto físicas como psíquicas y conocer qué comportamientos y aspectos puede llegar a provocar el estrés postvacacional, nos ayudará a abordarlo de una manera más eficaz.

Algunos de los síntomas que deben poner en alerta a los papás y mamás son:

  • Dolores de tripa para remolonear a la hora de ir al cole
  • Supuestos dolores de garganta  los días antes de empezar las clases
  • Tristeza, apatía, decaimiento, falta de concentración, ansiedad e irritabilidad.*

*Estos síntomas más psicológicos también podrían llegar a derivar en síntomas físicos como: dolores de cabeza , vómitos o diarreas e incluso en insomnio.

baby-215867_640

Todas estas molestias responderían a un rechazo al colegio unido a una sensación de malestar por haber terminado las vacaciones. Si ésto sucediera, la intensidad dependerá mucho de:

  • la edad del/la niño/a
  • la capacidad que tenga de expresar sus sentimientos y preocupaciones.

En todo éste proceso relatado, los padres y madres deben tomar un papel protagonista, ya que una adecuada adaptación al curso escolar comienza desde casa.
La motivación y la ilusión por los nuevos proyectos, es una actitud que se aprende y se contagia. Por ello, resulta evidente que como progenitores no podemos pretender que nuestros hijos/as enfrenten el nuevo curso escolar motivados si nosotros mismos rechazamos la reincorporación al trabajo y/o la vuelta a la rutina.

Por tanto, es importante que los padres y madres les ayudemos a identificar los aspectos positivos que tiene el final de las vacaciones, así la adaptación al nuevo curso será más rápida. Señalaremos por ejemplo: Ver a los compañeros de clase, utilizar el nuevo material escolar, conocer si seguirá en la misma aula, nuevos profesores…etc.

Nosotros/as como padres y madres sabemos cuáles son las cosas que más motivan a nuestros hijos/as, por lo que debemos aprovechar ésta información para poder señalarles las cosas positivas que tiene el final del periodo estival.

Además de lo ya comentado, también resultará positivo que:

1. Se Planifique el regreso a la rutina de forma gradual.

Lo ideal es tener unos días de adaptación para que los niños se adapten a los horarios. Para ello, establecer nuevos horarios para dormir y despertar. Poco a poco, podrás ir ajustando el horario de las vacaciones con el de colegio. Eso ayudará al niño a que no acuda cansado al centro escolar; Evitará que esté irritado y malhumorado.

pic.aspx2. Hacer un Repaso del curso anterior.

Busca un momento a diario para que los niños revisen los contenidos del curso anterior. Conviene repasar las tablas de multiplicar, reglas de ortografía, algún tema de Lengua, de Conocimiento del Medio y de inglés, para evitar alguna inseguridad que pueda sentir al iniciar un nuevo curso.

También resulta muy positivo hablar con nuestro/a hijo/a de los compañeros/as de clase, los momentos agradables del año anterior. Igualmente es interesante mencionar los momentos más complicados del año y podemos aprovecharlos para extraer lo que aprendimos de ello y disipar así sus temores ante problemas similares.

3. Hazlos Partícipes

Es positivo que los/as niños/as participen en algunas tareas (forrar los libros, poner su nombre, organizar el material y ordenar sus cosas), además de potenciar su autonomía, esto evitará que la ansiedad y la preocupación de los niños/as se atenúe, ya que se van haciendo a la idea de forma más progresiva.

4. Reencuentro con amigos.
Sería interesante que el niño/a entrara en contacto con sus mejores amigos del colegio e intentara encontrarse personalmente con ellos para jugar. Así se romperá un poco el hielo del reencuentro unos días antes del inicio de las clases. Si no fuera posible también sería bueno quedar los primeros fines de semana del curso para comentar así las impresiones de los primeros días de clase.

niños5años

El síndrome postvacacional suele durar de dos días a una semana y es necesario resaltar que NO se trata de una enfermedad.

Sólo deberás preocuparte de verdad si, al cabo de dos semanas, el menor sigue sin querer ir al colegio. Seguramente será por otro motivo y cuyas causas podrían existir antes de las vacaciones. Si fuera así y el niño/a tuviera problemas de relación con los compañeros o una dificultad académica significativa, entonces no se trataría de un desajuste a la hora de retomar el ritmo de la vida cotidiana, sino de otra problemática más grave que tendría que ser evaluada por el psicólogo y habría que ponerla en manos de un profesional.

Receta Educativa:
Evita transmitir a l@s niñ@s la idea de que retomar la vida cotidiana conlleva algo negativo. Los menores son un reflejo de su familia, progenitores y su entorno y si perciben normalidad, ellos actúan con normalidad también.

El secreto está en reforzar los aspectos positivos de la rutina, potenciando las ventajas de “la vuelta al cole”

keep-calm-and-vuelta-al-coleTe pueden servir:

Cuentos para explicar la vuelta al Cole

Si quieres saber más sobre cómo afecta éste proceso a los adultos, lee éste enlace…

Vuelta a la rutina en los Adultos

Deja un comentario

Archivado bajo Educación Familiar

Y tu cerebro…¿Ha desayunado?

El buen funcionamiento del cerebro depende de una alimentación adecuada.

Al igual que los deportistas de élite deben cuidar especialmente su alimentación y nadie lo duda, los estudiantes también.Imagen

El 20 % de lo que ingerimos, lo consume de forma directa, éste; nuestro órgano motor denominado cerebro. Por ello, esta post persigue que los estudiantes que se enfrentan a diario a los madrugones abandonen hábitos como el de ir al centro educativo sin desayunar, al igual que nunca irían a la cama sin cenar.

Una correcta alimentación resulta un  combustible imprescinidible para nuestra mente y a su vez, tiene un papel relevante en el éxito académico.

Entre los componentes principales, nuestro cerebro necesita:

Omega 3: Es un ácido graso muy importante porque mantiene en buen estado las neuronas, mejora la memoria y la concentración. Se encuentra en: Nueces, almendras y pescados grasos como el salmón, la sardina y el atún.

Zinc: Ayuda a regular la comunicación entre las neuronas. Se encuentra en: pescado, carne de cerdo, cereales integrales y nueces.

Triptófano: Este aminoácido esencial estimula la producción de serotonina, un neurotransmisor que regula el estado de ánimoSe encuentra en: frijoles, cereales integrales, lentejas, huevo, semillas de girasol, soja, pescado, pavo, nueces, almendras, avellanas, cacahuetes, plátano y lácteos.

Magnesio: La falta de este mineral provoca cansancio, ansiedad, mal humor e insomnio, pues interviene en el funcionamiento del sistema nervioso central. Se encuentra en: cereales integrales, frutos secos, nueces, almendras, avellanas, chocolate oscuro. Y en menor cantidad, en pescados grasos, espinacas, lácteos, verduras y frutas.

Vitaminas del complejo B: Reducen el estrés y la ansiedad, y mejoran la agilidad mental. Se encuentran en: vegetales de hoja verde, cereales integrales, nueces, huevo, pollo e hígado.

Hierro: Influye en el transporte del oxígeno de las células, claro, incluyendo las neuronas. Se encuentra en: carnes rojas, verduras de hoja verde y frutos secos.

Incluir estos alimentos en tu dieta habitual, ayudará a que tu cerebro funcione de una manera eficiente, haciendo más eficaz tus horas de estudio. Aunque no debemos olvidar que la práctica regular de actividad física y una higiene del sueño adecuada serán dos cómplices más para sacar el mayor provecho posible a nuestra capacidad intelectual.

Las Nueces semejan al cerebro, y son la mejor fuente de Omega 3, Omega 6 y Omega 9 , tan necesarios para el buen funcionamiento del mismo.

Imagen

Si eres un estudiante adolescente/jóven quizá te interese saber:

Lee: Saltarse el desayuno engorda

2A5

Si eres un estudiante adulto y quieres más razones, visiona…

5 Razones para No saltarse el desayuno

 

1 comentario

Archivado bajo Educación Familiar

¿Por qué es importante el Dibujo Infantil?

Cualquier persona que no sabe escribir, sabe dibujar. Los niños/as antes de empezar a escribir ya dibujan, comienzan a hacer garabatos  que se van consolidando y perfeccionando antes de escribir las letras. Bases Aprendizaje Escritura

Primero los grafólog@s infantiles y después los/as psicólog@s comenzaron a darle importancia a los dibujos para la interpretación del carácter. Los psiquiatras antes que ellos,  habían observado que los enfermos mentales variaban sus dibujos conforme progresaba la enfermedad , pues al perder la noción del tiempo y espacio las formas en el folio aparecían alteradas.

Actualmente ya nadie duda de la importancia del  estudio o análisis de los dibujos infantiles ya que resultan de gran utilidad para saber el grado de madurez cognitiva general así como para conocer el estado emocional del dibujante. Entre sus aplicaciones más inmediatas, destacamos:

  • Para los profesionales del campo de la salud, son documentos ricos en información tanto para la detección temprana de alteraciones psicológicas, así como para el conocimiento de  la personalidad y del entorno donde se mueve el menor.
  • Para los padres/madres y docentes, también resultará de gran utilidad poseer conocimientos sobre el dibujo infantil, ya que inducir el carácter y temperamento de los más pequeños, puede ayudarles a guiar su labor educativa.

A todos los menores, les encanta dibujar, pintar, no importa el soporte, si es sobre papel, muebles, paredes, suelo, etc., lo que importa para ell@s es expresarse  a través del arte de dibujar o garabatear. Dibujando, ell@s expresan los estados de ánimo, sus inseguridades y  miedos . Esta información, muy rica en contenido, resulta ser un vehículo a través del cual expresan de una manera inconsciente sus emociones y sentimientos.

Por tanto, ya seamos profesionales  o padres/madres implicad@s, debemos  ser conscientes de la importancia de ésta información que tenemos al alcance de nuestra mano. Si aprendemos a interpretar los dibujos de nuestr@s hij@s, alumn@s o pacientes, veremos todo aquello que, por el momento no son capaces de expresar verbalmente.

Receta Educativa: No debemos pasar por alto, esos mensajes que están delante de nuestros ojos o tenemos apilados en cajones y/o carpetas. Conociendo un poco más sobre el dibujo infantil,  podremos comenzar a asomarnos a  la personalidad del niño/a, teniendo en cuenta que ésta  se encuentra  siempre en constante evolución .

 

 Noticias relacionadas:

A veces, las ganas de expresarse no pueden contenerse en los más pequeños, sea cuales sean las consecuencias de sus garabatos…”en un descuido de sus padres, decidió mostrar sus dotes artísticos sobre un pasaporte familiar

http://www.antena3.com/noticias/mundo/nino-pinta-pasaporte-padre-pleno-vuelo-queda-atrapado-corea-sur_2014053100093.html

Imagen2Quizá te interese saber:

¿Porqué dejamos de dibujar cuando crecemos?

Deja un comentario

Archivado bajo Educación Familiar, Grafopsicología

Principios Pedagógicos de la Escritura (Letra del Buen Estudiante)

Para aprender a escribir de forma correcta, como vimos en  Bases del Aprendizaje de la Escritura se debe contar con la madurez neurobiológica necesaria, siendo  los seis/siete años la edad adecuada para que el niño/a se adentre en éste desafío.

Además de ésta madurez neurobiológica, también hay otros aspectos que influyen en que el menor  adquiera el proceso escritural :

1.  Desarrollo intelectual. Un nivel intelectual medio (dentro de la norma) garantiza la correcta adquisición de la escritura en su aspecto simbólico-conceptual.

2. Desarrollo del lenguaje. Existe una estrecha relación entre el lenguaje oral y el escrito. Muchas deficiencias en el aprendizaje de la escritura son debidas a problemáticas previas en la adquisición del lenguaje oral.

3. Desarrollo socioafectivo. Una correcta estimulación familiar/escolar, harán que la maduración emocional se desarrolle de forma correcta.

4. Desarrollo sensoriomotriz apropiado. Deberemos asegurarnos de que el menor no tiene problemas visuales, auditivos,  hiperactividad o déficit de atención, así como alteraciones motrices o dificultades para la fijación de la lateralidad, ya que cualquiera de estas variables afectarían a la calidad de la escritura.

Habiendo analizado la diversidad de factores que influyen en la escritura, encontramos a niños/as que no cuentan con ningún handicap de los mencionados y aún así no tienen la escritura que corresponde a su edad cronológica, siendo frecuente que la “mala letra” afecte de modo importante  a su rendimiento escolar y a su autoestima (normalmente el/la niño/a que no escribe bien, se avergüenza de ello).

En estos casos, progenitores y docentes solemos estar desorientados y no sabemos qué actitud, ni que medios adoptar para que el niño/a mejore su grafía. A la hora de trabajar en ello, debemos tener claro que la escritura cumple un doble objetivo:

  • Dotar al niño de una herramienta cómoda y eficaz, que le permita escribir con fluidez, adaptándose a las exigencias escolares .
  • La escritura es el reflejo del orden psicológico de la persona, favorece el equilibrio y la adaptación posibilitando el desarrollo de sus capacidades.

A continuación explicamos unas pautas para trabajar  la escritura, ya que si ésta se asienta en unos principios pedagógicos cumplirá ambos objetivos:

1.  La escritura debe preservar la legibilidad,  es decir las letras deben ser identificables y el escrito debe entenderse sin demasiado esfuerzo por el lector. Lo esencial es recordar que la escritura es un medio de comunicación,  por lo que primaremos hacernos entender por los demás.

2. Buena distribución. Esto se refiere a que tanto el texto, los márgenes, el espaciamiento entre letras, palabras y líneas deben ser adecuados y estar bien estructurados. Que el escrito cumpla estas características , resultando grato a la vista y proporcionando una lectura cómoda incide en el orden psicológico del escritor/a, trabajando la capacidad de organización general, la organización espacial, la claridad mental y el respeto a los otros.

3.  Proporción entre los elementos constitutivos de las letras; zona media ( a e o), zona superior (l, t, f)  y zona inferior (g, y, j). Así  se asimilará un equilibrio personal aportando al/a escritor/a  una armonía psicológica entre emoción, intelecto y acción.

4. Simplificación de las formas de las letras, para no perder el tiempo en detalles innecesarios. Con esto se persigue mejorar la agilidad gráfica que permita al/a niño/a aligerar la velocidad escritural cuando sea conveniente. Por otro lado, con ello se cultiva la capacidad de razonamiento y la capacidad de síntesis.

5. Cohesión agrupada. El impulso del trazo debe avanzar de izquierda a la derecha evitando vueltas innecesarias y cortes entre una letra y otra. Las letras que componen las palabras deber ir unidas unas con otras . Así facilitaremos la integración al entorno , la concentración y la capacidad lógica.

6. Predominio curvo, ya que la curva es señal de flexibilidad y comprensión. Fomentaremos los movimientos ovalados –no redondos-  y evitaremos los excesos de  ángulo que suponen un freno en cuanto al avance de los trazos y las uniones de las letras.

7. La inclinación  de las letras, será recta o moderadamente inclinada a la derecha. Evitaremos las inclinaciones a la izquierda y la excesiva variabilidad entre un extremo y otro lo que favorecerá la fluidez de pensamiento,  la independencia y  el equilibrio afectivo.

Una vez adquiridas y asentadas estas bases,  el/la niñ@  ya está preparado para irse adaptando a las diferentes etapas de la evolución de su escritura, evolución que continuará a lo largo de toda su vida, ya que la escritura se va modificando a la vez que como individuos vamos progresando.

Recuerda:

LA ESCRITURA DEBE ESTAR ASENTADA EN PRINCIPIOS PSICOPEDAGÓGICOS

Otros Datos Relevantes…

Según la doctora Virginia Bernunger, de la Universidad de Wisconsi “el movimiento que realizan los dedos al escribir activa zonas del cerebro que se relacionan con el lenguaje , la memoria y los diferentes pensamientos”.

La  Universidad de Indiana, reconoció “Una mayor actividad neuronal al escribir a mano y confirmaron que los niños/as con mejor letra reciben mejores puntuaciones que los que tienen letra poco clara “.

Fuentes:

periciascaligraficasbilbao.es

elbloginfantil.com

1 comentario

Archivado bajo Grafopsicología